Publication:

Yucatan, lideres que escriben la historia - 2020-07-01

Data:

PASTOR CERVERA ROSADO

Artes · Cultura · Espectaculos

Uno de los compositores más icónicos e importantes de la trova yucateca, desde muy pequeño se aficionó a los caballos y la guitarra. A los 18 años de edad actuó en el Teatro de la Ciudad (hoy Daniel Ayala Pérez) en una velada literario-musical, en la que estrenó “Beso asesino”, de Pepe Domínguez. En 1955 lo invitaron a formar parte de la Sociedad Artística “Ricardo Palmerín” y en 1959 grabó su primer disco, con Enrique “Coqui” Navarro, que se llamó “Triplay campeón”. Como miembro de esta sociedad, compuso varias canciones, entre ellas “Como el lucero claro de la mañana”, “La tarde”, “Como tú quieras”, “La gloria de tu beso”, “Besarte y morir” y “Nunca podré decirte”. Es autor de letra y música de unas 40 canciones con ritmos de vals, bolero, clave y bambuco. Recibió importantes reconocimientos, como la Medalla Guty Cárdenas, el diploma “Al mérito nacional” de la Unión Nacional de Trovadores, en 1981, y la presea “Agustín Lara” de la Sociedad de Autores y Compositores de la Música. En 1998, en el “Rincón de la Trova” del parque de Santa Lucía fue develizado su busto en bronce.

Images:

© PressReader. All rights reserved.