Sonata “Claro de luna”

FRANCK FERNÁNDEZ ESTRADA(*) ————— (*) Traductor, intérprete y filólogo [email protected]

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://dydigital.com.mx/article/282351158542872

IMAGEN | RELIGIÓN / CALIDAD DE VIDA

A veces la vida es injusta. ¿Cómo entender que alguien que fue excelente concertista, gran virtuosismo, y aún mejor compositor fuera afectado por una enfermedad que, en su caso, dañó un sentido que tendría que ser perfecto dada su profesión? Así fue como escribió, más o menos con esas palabras, Ludwing van Beethoven en su testamento dirigido a sus dos hermanos al saber que su sordera era irreversible. Este padecimiento comenzó con un zumbido constante y muy fuerte en el oído. Y es natural que este hombre, que desde niño tenía tendencia a la depresión, se hiciera cada vez más esquivo con la sociedad y taciturno. Su madre había muerto cuando él aún era muy joven y su padre, alcohólico, le daba muy malos tratos. Como si esto fuera poco, sus dos hermanos casi lo ignoraban, a pesar de ser un gran genio. Por otra parte, se sabe que Beethoven estuvo enamorado en más una ocasión. Nunca encontró la compañera de vida que le hubiera permitido soportar mejor sus dolencias y pesares. Beethoven compuso muchas obras: sonatas, conciertos, óperas, sinfonías y marchas, toda música maravillosa. Sin embargo, hay una que sobresale entre otras. Es el “Claro de luna”. El “Claro de luna” es una sonata para piano que lleva el Opus 27, lo que hace de ésta su obra número 27. Él la llamó “Sonata quasi una fantasia”, en italiano, que es el idioma de la música. En español “Sonata como una fantasía”. Su historia es la siguiente. Una noche de tristeza y con el zumbido agudo en sus oídos, sin poder dormir por la gravedad de su caso, salió de noche Beethoven a caminar por las calles de Bonn. Sin darse cuenta, llegó a uno de los barrios pobres de la ciudad. Con sorpresa escuchó que de una casa salían las notas de un piano interpretando una de sus obras. Entró a la casa y encontró a una chica sentada ante un viejo piano. Grande fue la sorpresa del maestro al darse cuenta que la joven era ciega...

es-mx