Los ataques con agujas mujeres desconciertan a las autoridades

Afectadas deben denunciar para que se investigue

2022-08-05T07:00:00.0000000Z

2022-08-05T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://dydigital.com.mx/article/282432762919304

IMAGEN | RELIGIÓN / CALIDAD DE VIDA

MADRID (EFE).— Las denuncias de pinchazos encendieron las alarmas en España ante una posible ola de casos de sumisión química. Pero, ¿lo son?, ¿se han puesto de moda?, ¿es para algunos una forma de diversión? Sin restar importancia a los casos que se han ido conociendo, lo cierto es que de todos ellos muy pocos han sido denunciados ante las fuerzas de seguridad o la Justicia y en solo uno, el de una menor de 13 años, se han detectado sustancias tóxicas, en concreto MDMA o éxtasis, un alucinógeno. ¿Puede denominarse esto sumisión química? Fuentes policiales consideran que los pinchazos que se han denunciado no pueden denominarse así, pues en ningún caso se ha detectado una anulación de la voluntad de la víctima ni una posterior agresión sexual. Por ello, las fuentes creen que deben diferenciarse ambas cosas. De todos modos, la Policía no baja la guardia e insta a las víctimas a que denuncien, porque lo que sí está claro es que es una agresión, dirigida mayoritariamente a chicas. Otros expertos consultados por EFE dejan claro que aunque no quieren rebajar la alarma, ya se ha demostrado en otros países que los casos han ido disminuyendo hasta desaparecer. Una “moda”, dicen, que en Francia dejó recientemente 400 denuncias, pero solo en dos casos se detectó alguna sustancia. Y hay quien no descarta que aprovechando la alarma, haya gamberros que se dediquen a pinchar con alfileres a jóvenes durante fiestas o festivales musicales. Los gobiernos de diferentes regiones que han registrado casos han sido las primeras instituciones en reaccionar, al tiempo que han pedido prudencia por la inexistencia de sustancias estupefacientes en los análisis a las víctimas. Los protocolos y las guías revisadas por las autoridades españolas aconsejan llamar al servicio de emergencias 112, denunciar y acudir cuanto antes a un centro sanitario, donde se realizará sin demora un análisis toxicológico y los encargados valorarán si es necesario además activar el protocolo de profilaxis por exposición al VIH.

es-mx