Feliz reencuentro familiar

Es repatriado un oxkutzcabense con ayuda de la SRE

ÁNGEL NOH ESTRADA

2022-06-23T07:00:00.0000000Z

2022-06-23T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://dydigital.com.mx/article/284120684979562

EL SUR

Oxkutzcabense se reencuentra con su familia tras ser repatriado de Estados Unidos con ayuda de autoridades. Recortes de cartulina con las leyendas “Abuelito”, “A casa” y “Carlos”, entre otras, asomaron en la sala de llegadas del aeropuerto internacional “Manuel Crescencio Rejón” de la capital yucateca. Parecía que se aproximaba un momento especial. Y así fue. Fue el reencuentro de una familia después de 22 años de ausencia. Un reencuentro quizás no en las mejores condiciones, pero sí con alto grado de emotividad. Siete niños conocieron a su abuelo. Tres hijos se reunieron con su padre. Una mujer volvió a ver a su esposo. Fue el final de una repatriación con éxito cuyo proceso comenzó en California, Estados Unidos, y requirió la intervención del Consulado General de México en San Francisco y de la Oficina de Pasaportes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en Yucatán. Esta última se encargó de ubicar a la familia del connacional en Oxkutzcab. De acuerdo con información proporcionada por Mariana Cruz Pool, directora de la Oficina de Pasaportes, Carlos Ignacio Bacab Cruz residía en Estados Unidos, sin familiares, y en mayo pasado fue internado en el hospital Highland de la ciudad de Oakland, California, por un padecimiento. El señor Bacab emigró de su natal Oxkutzcab hace 22 años. Su hija menor tenía entonces seis años. El enfermo contactó al Consulado de México en San Francisco, California, y solicitó auxilio para localizar a sus familiares. El Consulado se comunicó con la Oficina de Pasaportes en Yucatán para ubicar a la familia. El caso fue atendido en esta ciudad por el área de protección consular a mexicanos en el exterior. La maestra Cruz Pool explicó que las gestiones no fueron fáciles. Primero se ubicó a la familia y luego se le recibió en las oficinas locales de SRE para convencerla de recibir a su pariente en situación vulnerable, lo cual se logró. El proceso de convencimiento fue importante, por que al principio, como era de esperarse después de 22 años sin comunicación, la familia tenía ciertas dudas y reticencia, que se vencieron. La Cancillería cubrió el costo del pasaje aéreo y de la expedición del pasaporte, además de que otorgó apoyo económico por concepto de alimentación, vestimenta y medicamentos. El oxkutzcabense, a quien se apoyó también con la gestión de un acta de nacimiento porque no contaba con ella, llegó el pasado lunes a las 20:10 horas al aeropuerto internacional de Mérida, en el vuelo UA1764 de United Airlines. Salió de San Francisco, California, y arribó a Houston, Texas, donde se hizo escala de dos horas para seguir el viaje a Mérida. Vino con Abraham Gleason Jiménez, representante del Consulado General de México en San Francisco. Lo recibieron Mariana Cruz y la abogada Julissa Alejandra Díaz Rodríguez, encargada del Área de Protección Consular en Mérida. La maestra Cruz Pool describió un momento de emotividad: al asomarse el enfermo en el pasillo que conduce a las salas del aeropuerto había pesado silencio, como si la familia —estaban también las hermanas del recién llegado— tratara de vincular la imagen que tenía del señor Bacab con la de quien veía ahora en silla de ruedas. La esposa se mostraba muy nerviosa. Superado ese momento vinieron muestras de felicidad, que se trasladaron a Oxkutzcab.—

es-mx