Violencia irracional y dolorosa

Coparmex señala la falta de justicia que padece el país

EL UNIVERSAL

2022-06-23T07:00:00.0000000Z

2022-06-23T07:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://dydigital.com.mx/article/283059828057450

NACIONAL

La Coparmex manifestó que los dos sacerdores jesuitas asesinados en Chihuahua fueron “víctimas de la violencia irracional y dolorosa que azota a México”. Desde Coparmex expresamos nuestra solidaridad con la comunidad jesuita de México y del mundo y con los pobladores de Cerocahui, Chihuahua, tras el asesinato de los padres Javier Campos Morales y Joaquín Mora Salazar”, dijo la agrupación en un comunicado. “Manifestamos nuestra indignación y condenamos el crimen contra los sacerdotes Javier y Joaquín, quienes durante más de 40 años —y hasta el día de su muerte— realizaron una invaluable labor social y humana en la Sierra Tarahumara”, indicó Coparmex. También exigió que los homicidios y el del guía de turistas Pedro Eliodoro Palma, así como los de miles de mexicanos que pierden la vida diariamente a consecuencia de la violencia, sean esclarecidos y castigados los responsables. La organización que encabeza José Medina Mora afirmó que las comunidades indígenas y de todo el país deben dejar de sufrir el creciente acoso, el amedrentamiento de las organizaciones criminales y de individuos que, cobijados en la ausencia de justicia y amparados en la impunidad, asesinan, extorsionan, secuestran y rompen con la paz familiar, social, educativa y económica del país en todas sus regiones. La construcción de un México seguro y en paz, recalcó, es una tarea que todos debemos asumir con responsabilidad y compromiso desde los distintos sectores de la sociedad; por ello, desde Coparmex expresamos nuestra total disposición para proponer y trabajar de la mano con las autoridades de todos los niveles de gobierno para construir juntos la paz que México reclama. “Hacemos un enérgico llamado a los gobiernos municipales, estatales y el Federal, para que exista coordinación y se esclarezcan los hechos de violencia, se castigue a los responsables y se trabaje para lograr las condiciones que nos permitan a todos los mexicanos salir de las situaciones de violencia que no nos permiten tener una vida plena, con paz y tranquilidad”, indicó. Por último, afirmó que Coparmex coincide con lo expresado por Su Santidad, el papa Francisco, al referirse al asesinato en México de los religiosos jesuitas: “la violencia no resuelve problemas, sino que solo aumenta los sufrimientos innecesarios”. Consideramos que, pese a la creciente inseguridad, aún estamos a tiempo de trabajar, de manera coordinada, autoridades y sociedad, para lograr la paz en nuestro país, enfatizó. El Congreso En Ciudad de México, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión lamentó el asesinato de los sacerdotes jesuitas y guardó un minuto de silencio en su memoria. El pleno legislativo repudió los hechos atribuidos al crimen organizado en el municipio de Urique, Chihuahua, el lunes pasado. De igual forma, senadores y diputados federales también guardaron un minuto de silencio por el asesinato de Jesús Bañuelos Acevedo, activista y defensor del medio ambiente, ocurrido el pasado lunes, y la muerte de David Cervantes Peredo, subsecretario de la Sedatu.—

es-mx