Buscan “aliviar” los ecosistemas

Estudio propone reducir consumo de carne y lácteos

2022-01-14T08:00:00.0000000Z

2022-01-14T08:00:00.0000000Z

Compania tipografica Yucateca

https://dydigital.com.mx/article/282312503432558

CALIDAD DE VIDA

VIENA (EFE).— Consumir menos carne y productos lácteos en los países más ricos del mundo ayudaría a reducir en más del 60% las emisiones contaminantes durante la producción agropecuaria, además de mejorar la salud de la población, indica una investigación publicada esta semana en la revista “Nature Foods”. “Si reducimos el consumo de carne también se ‘liberan’ tierras para producir otros cultivos, lo que aliviaría mucho los ecosistemas y mejoraría la seguridad alimentaria en todo el mundo”, explica Martin Bruckner, profesor adjunto de la Universidad de Economía de Viena (WU) y uno de los autores del estudio. Bruckner detalla que estas “tierras liberadas” podrían capturar unas 100,000 millones de toneladas de CO2, lo que ayudaría a limitar el calentamiento del planeta a 1.5 grados, objetivo principal de la reciente conferencia del clima COP26 en Glasgow (Reino Unido). El estudio titulado “El cambio en la dieta en las naciones de altos ingresos puede conducir a un doble beneficio climático”, analiza el impacto ambiental de la llamada dieta de salud planetaria en 54 países de altos ingresos. La dieta de salud planetaria está basada especialmente en vegetales y en un menor consumo de productos de origen animal, azúcares y grasa saturada. Menos dañino Aunque la producción de verduras y hortalizas también influye en el avance del calentamiento global, los investigadores proponen varias estrategias para hacerla menos dañina para el medio ambiente. Además, si los países más ricos redujeran su consumo de carne, las tierras de cultivo podrían regresar a su estado natural, capturando 100,000 millones de toneladas de CO2, que equivale a unos 14 años de emisiones totales de la agricultura. “Evitar la catástrofe climática requerirá cambios en nuestro estilo de vida y en nuestras economías más allá de comprar productos locales y colocar paneles solares en el techo de los edificios”, concluye Bruckner.

es-mx